Tijuana, Baja California Honduras pide que se garantice protección de los derechos humanos de migrantes

Tegucigalpa, 27 de noviembre. El Gobierno de Honduras reiteró su llamado para que se protejan los derechos humanos de los migrantes centroamericanos que se albergan en la ciudad mexicana de Tijuana (Baja California) en espera de que las autoridades de Estados Unidos reciban sus solicitudes de asilo.
El domingo pasado un grupo de migrantes trató de cruzar la frontera bajo falsas promesas de algunos organizadores de la movilización, que aseguraron que las autoridades de Estados Unidos estaban permitiendo el paso a ese país, lo que ocasionó enfrentamientos con oficiales de la Policía Federal de México y miembros de la Patrulla Fronteriza estadounidense.
Ante esta situación, que dejó como resultado la detención y posible deportación de 42 personas, las autoridades hondureñas reiteraron su llamado para que se protejan los derechos humanos de sus connacionales en base al derecho internacional, priorizando entre otros principios el interés superior del niño.
La titular de la Secretaría de Derechos Humanos (SEDH), Karla Cueva, agradeció el respaldo del Gobierno mexicano, con cuyas autoridades se han estado coordinando acciones de seguimiento para atender la situación de los hondureños en la frontera.
A la vez, destacó el hecho de que la Policía Federal haya incrementado el número de oficiales en las afueras del albergue en Tijuana a fin de proteger la integridad de los migrantes y prevenir disturbios en manifestaciones públicas.
Cueva recordó que desde que se inició la movilización atípica irregular el Gobierno de Honduras ha coordinado acciones conjuntas con los gobiernos de México y Guatemala fin de asistir con un Plan de Retorno Seguro a sus compatriotas.
La SEDH también estuvo desarrollando trabajo en terreno mexicano junto al embajador Alden Rivera para verificar la garantía de los derechos de los compatriotas, así como la implementación de medidas cautelares en su beneficio dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Además, se instaló un Consulado Móvil en Tijuana, a cargo del embajador Alden Rivera, que atiende diariamente a los connacionales que acuden en búsqueda de documentación, solicitudes de asilo o refugio o para gestionar un retorno voluntario a Honduras, donde son reinsertados a programas sociales y de oportunidades del Gobierno, dijo.
La funcionaria hondureña también reafirmó la solicitud del presidente de la República, Juan Orlando Hernández, para que agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fortalezcan la protección y asistencia de los migrantes centroamericanos en la frontera.